viernes, 18 de mayo de 2012

Señalan que extraña luz fue un efecto óptico

El director del Instituto Geofísico de la UNSA, José Díaz Rodríguez, descartó que el elemento luminoso que cayó en la ciudad blanca fuera un meteorito, pues  habría causado un fuerte sismo. Por el contrario sostuvo que se trató de un efecto óptico de alguna nave aérea.

Este misterio de la vida se puede resumir con una palabra, “atmósfera”. La luz que emiten las estrellas debe atravesar varios kilómetros de nuestra atmósfera antes de que nos llegue su luz (es evidente). La clave está en que la atmósfera no es una mezcla de gases homogénea, sino que está formada por capas entre las que se forman continuas corrientes y remolinos. Si además le añadimos que estas capas están en movimiento podemos afirmar que la luz se desvía en su curso hasta nuestros ojos, como una especie de interferencia, y por ello nos da la sensación de parpadeo.
video

No hay comentarios:

Publicar un comentario