miércoles, 16 de mayo de 2012

Carlos Fuentes murió hoy a los 83 años de edad en la Ciudad de México


El escritor mexicano Carlos Fuentes (1928-2012), quien dejó un amplio legado literario, también se distinguió por ser un apasionado del séptimo arte, escribir guiones cinematográficos y llevar a la pantalla grande algunas de sus obras, de la mano de directores como Roberto Gavaldón, Arturo Ripstein y José Luis Ibáñez, entre otros.
La incursión de Fuentes como guionista fue en el cortometraje “Las dos Elenas” (1965), basado en su cuento homónimo, dirigido por el mexicano José Luis Ibáñez y protagonizado por Julissa, Enrique Alvarez Félix, Beatriz Baz, Angel Fernández, Luis Guillermo Piazza y Juan Ferrara.


Ese mismo año, el director mexicano Roberto Gavaldón dirige “El Gallo de Oro”, con argumento de Juan Rulfo y la adaptación de Carlos Fuentes, Gabriel García Márquez y el propio Gavaldón. En la cinta destaca la fotografía de Gabriel Figueroa y las actuaciones de Ignacio López Tarso, Lucha Villa y Narciso Busquets.


Le siguieron “Un alma pura” (1965), de Juan Ibáñez, una historia basada en el cuento “Cantar de ciegos”, de Carlos Fuentes, quien además del guión estuvo encargado de la adaptación; en la cinta participan Arabella Arbenz, Enrique Rocha y Leonora Carrington.


“Tiempo de morir”, película que se estrenó en México el 11 de agosto de 1966, aunque años después fue proyectada en Grecia, Polonia y Estados Unidos. La dirección corrió a cargo de Arturo Ripstein y está basada en la obra de Fuentes y de Gabriel García Márquez. El reparto estuvo encabezado por Marga López, Enrique Rocha y Jorge Martínez de Hoyos.


Fuentes también participó en la adaptación al cine de la célebre novela “Pedro Páramo”, de Juan Rulfo; en el guión también participaron Manuel Barbachano Ponce, Juan Rulfo y el director Carlos Velo. El personaje principal, que da nombre al libro y a la película estuvo a cargo del actor estadounidense John Gavin. El estreno en México se realizó el 17 de enero de 1967.


En 1973 José Luis Ibáñez filmó “Las cautivas”, ese mismo año Sergio Olhovich llevó al cine “Muñeca Reina”, en 1988 Orlando Merino realizó el mediometraje “Vieja Moralidad, todos ellos inspirados en relatos homónimos del libro de cuentos “Cantar de ciegos”, de Fuentes.


El cineasta francés François Reichenbach llevó en 1975 a la pantalla grande “No oyes ladrar los perros?”, basada en un texto de Rulfo, pero el guión fue escrito por Fuentes. El reparto incluyó a Ahui Camacho, Aurora Clavel y Ana De Sade.


Por su parte, el mexicano Paul Leduc Rosenzweig retomó la obra “La cabeza de la hidra” para dar vida a la película “Complot Petróleo: La cabeza de la hidra”. Mientras que el argentino Luis Puenzo filmó en México la película “Gringo Viejo” (1989), que tiene como telón de fondo la revolución mexicana.


Siguieron, la miniserie televisiva “The Buried Mirror”, basada en su novela “El espejo enterrado”; así como su participación como guionista en “Rubén Jaramillo, 1900-1962, una historia mexicana”, de Óscar Menéndez.
Uno de los últimos trabajos fílmicos en los que Carlos Fuentes estuvo involucrado fue en un cortometraje alusivo a los 150 años de la Batalla de Puebla, dirigido por Guillermo Franco. Fuentes fungió como narrador de lo que sucedía durante los enfrentamientos entre los mexicanos y los franceses.


Sobre este mismo tema, Fuentes participó en la serie televisiva “Hace 150 años, Crónica de la Batalla de Puebla”, dirigida por Alejandro Springall y que se exhibió hace unos días para conmemorar dicha efeméride.
Carlos Fuentes murió hoy a los 83 años de edad en la Ciudad de México y su cuerpo será velado en su domicilio particular para ser trasladado mañana al Palacio de Bellas Artes, donde recibirá un homenaje abierto a todo el pueblo mexicano.
video

No hay comentarios:

Publicar un comentario