miércoles, 12 de diciembre de 2012

Fuentes tempranas del “Fenómeno 2012”


En su tesis de grado “The 2012 Phenomenon” el investigador Sacha Defesche, del Departamento de Estudios Religiosos de la Universidad de Ámsterdam, identifica dos fuentes que prepararon el contexto en el que surgió el “Fenómeno 2012” La primera es la obra del religioso, paleontólogo y filósofo francés  Teilhard de Chardin S.J. (1881-1955). Aunque nunca se refirió a la idea del 2012, en su libro “El fenómeno del hombre” (1955) desarrollo un sistema de pensamiento que busca integrar ciencia y religión. Utilizo el concepto de “Noósfera” (Cuya acuñación también se atribuye al ruso Vladimir Vernadsky) como el paso siguiente de la evolución hacia el proceso que llamo la “convergencia del universo”, un movimiento renovador de integración entre la materia, el espíritu y la divinidad del cosmos.
Teilhard también postulo el término “punto omega” que describe el punto más alto de la evolución de la conciencia. Su trabajo, que recibió gran interés en las décadas de 1950 y 1960, ha dado justificación a los defensores de las “profecías” para ver en ellas la culminación de un proceso que comenzó a generarse décadas atrás. El segundo elemento es el movimiento llamado proto-New Age, es decir, el antecedente de esta tendencia, que apareció en la década de 1950 como elemento distintivo de diversos cultos o sectas relacionadas con el fenómeno ovni. Wouter Hanegraaff, creador del concepto, asegura en su libro The New Age Movement and the Esoteric Tradition que los individuos y organizaciones de aquel entonces tenían “Fuertes creencias apocalípticas. Creian que muy pronto el mundo seria azotado por catástrofes nunca antes vistas, como terremotos, inundaciones, hambrunas, enfermedades epidémicas, etcétera. Tales desastres afectarían por completo a la civilización occidental.
video
Un conjunto de seres altamente evolucionados, situados en dimensiones mas altas o en otros planetas y consientes de lo que iba a ocurrir, trataban de advertirlo a la humanidad. Lo hacían apareciéndose en sus naves y comunicándose con los seres humanos a través de medios paranormales. Quienes siguieran sus enseñanzas serian recogidos por los platillos voladores que los llevarían hasta un lugar seguro. Tras el periodo apocalíptico se convertirían en los pioneros de una nueva civilización que se construiría sobre las ruinas de la antigua. Comenzaría así una nueva era de paz y prosperidad en que la humanidad viviría de acuerdo con las leyes del universo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario