jueves, 11 de octubre de 2012

Renuncia Álvaro Corcuera como director de los Legionarios de Cristo

Argumentó que “aunque no tengo una enfermedad grave, hace falta alguien que esté en plenas facultades de salud” para enfrentar la dirección de la congregación.

A poco más de un año de que los Legionarios de Cristo lleven a cabo su capítulo general, en el cual elegirán a su sucesor, Álvaro Corcuera, director general de la congregación, solicitó al delegado pontificio Velasio de Paolis retirarse de sus funciones argumentando motivos de salud.
Las funciones de Corcuera serán asumidas por el actual vicario general Sylvester Heereman. La Legión de Cristo negó lo que hoy afirman diversos medios italianos respecto a que esto es sinónimo de una renuncia e insistió en que es sólo un retiro temporal para “tomar fuerzas” para llevar a cabo la elección de quien le sucederá en el cargo.
A través de una carta, Corcuera expone a la Legión de Cristo y al Regnum Christi “aunque no tengo una enfermedad grave hace falta alguien que esté en plenas facultades de salud” para enfrentar las dirección de la congregación, la cual debido a los escándalos de pederastia, de su fundador el sacerdote mexicano Marcial Maciel, fue intervenida por el papa Benedicto XVI.
En la misiva, Corcuera quien asumió la dirección general de la Legión de Cristo, en enero de 2005, refiere que de acuerdo a las constituciones de la congregación, el director general debe poseer ciertas cualidades de salud que de acuerdo a su criterio, él actualmente no posee.
“No me es fácil reconocerlo, pero lo mucho que quiero a cada uno de ustedes, a la Legión, y al movimiento, he visto delante de Dios, que no cuento con la salud y la energía necesaria para enfrentar de manera responsable las exigencias del gobierno general en el momento histórico actual de la Legión y del Regnum Christi”.
Desde que el Vaticano designó a De Paolis como reestructurador de la Legión de Cristo ante los escándalos sexuales, y doble vida de Marcial Masie, se especuló que Corcuera sería apartado de su cargo, sin embargo, oficialmente, esto no ocurrió, aunque quien actualmente es la máxima autoridad en este orden, es justamente el delegado pontificio.
video
El P. Álvaro Corcuera Martínez del Río, nació en la Ciudad de México el 22 de julio de 1957. Es hijo de Pablo L. Corcuera y Ana Francisca Martínez del Río. El 26 de julio de ese mismo año recibió el bautismo en la Parroquia de Cristo Rey y Santa Mónica.

De 1975 a 1979 estudió la licenciatura en Ciencias de la Educación en la Universidad Anáhuac de México.
En enero 
El P. Álvaro Corcuera saluda al Santo Padre Juan Pablo II, junto al Card. Giovanni Battista Re, Prefecto de la Congregación para los Obispos
El P. Álvaro Corcuera saluda al Santo Padre Juan Pablo II, junto al Card. Giovanni Battista Re, Prefecto de la Congregación para los Obispos
de 1979 colaboró en la logística del viaje del Papa Juan Pablo II a México. Ahí percibió con claridad el llamado al sacerdocio y en septiembre del mismo año pasó a formar parte de los Legionarios de Cristo. Así describe el por qué de su decisión "El principal motivo lo encontré en el Sagrario, que es donde se escucha el llamado de Cristo: «Ven y sígueme». Deja todo y entrégate con totalidad".
Es licenciado en filosofía por la Pontificia Universidad Gregoriana e hizo el bachillerato de teología en la Universidad de Santo Tomás (Angelicum), posteriormente obtuvo la licenciatura de teología en la Pontificia Universidad Gregoriana.
El 29 de junio de 1985, recibió la ordenación diaconal  en Roma de manos de Mons. Santos Abril y Castelló, entonces Nuncio Apostólico en Bolivia. El 24 de diciembre del mismo año fue ordenado sacerdote en la basílica de nuestra Señora de Guadalupe en Roma, por el Card. Eduardo Martínez Somalo, entonces Prefecto de la Congregación de Institutos Seculares y Vida Religiosa (Hoy Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y Sociedades de Vida Apostólica).


No hay comentarios:

Publicar un comentario