martes, 3 de julio de 2012

Yucatán cierra fronteras por gripe aviar

Esta semana se detuvo un cargamento con varias toneladas de huevo con destino a esta entidad, que era procedente de Puebla, a fin de evitar la gripe en las aves yucatecas

Yucat�n impedir� el ingreso de aves y huevos para evitar que se propague en virus de la influenza a
PRECAUCIÓN. Yucatán impedirá el ingreso de aves y huevos para evitar que se propague en virus de la influenza aviar.

El brote de influenza aviar en Jalisco puso en alerta fitosanitaria a Yucatán, que cerró sus fronteras a la entrada de pollo y huevo, informó el director de Avicultura de la Secretaría de Fomento Agropecuario y Pesquero, Gustavo Martín Quijano.
En entrevista, expuso que esta semana se detuvo un cargamento con varias toneladas de huevo con destino a esta entidad, que era procedente de Puebla, a fin de evitar la gripe en las aves yucatecas.
Agregó que los pollos vivos o sacrificados, así como el huevo de otros puntos del país no van a entrar hasta que se levante la alerta de amenaza de la gripe aviar en el país emitida en Jalisco.
"Desde hace más de 20 años, la producción de aves en Yucatán está libre de enfermedades como la influenza aviar, gracias al esfuerzo de los productores, empresarios del ramo y autoridades estatales y federales", enfatizó.
El funcionario estatal explicó que la sanidad ha permitido que Yucatán produzca al año millones de aves y también millones de huevos que son suficientes para abastecer el mercado local.
"Somos autosuficientes en carne de pollo y huevo, y también se produce para vender al mercado nacional y extranjero, por lo que no hay necesidad de traer esos alimentos de otras partes del país", agregó.
Explicó que llegan al estado "por demanda de los pequeños comerciantes y cadenas comerciales, que adquieren el producto a bajos precios para ofrecerlos más elevados a los consumidores, pero por ahora no podrá pasar ni pollo ni huevo".
Indicó que las campañas fitosanitarias son intensas y esto ha permitido el buen estatus sanitario de los animales, al grado de que enfermedades clásicas han sido desterradas, como brucelosis, fiebre porcina, derriengue y la influenza aviar, entre otras.

Al año, la actividad avícola genera siete mil millones de pesos y de presentarse la enfermedad tendrían que sacrificarse varios miles de animales, con fuertes pérdidas económicas para los productores.
video

No hay comentarios:

Publicar un comentario