domingo, 24 de marzo de 2013

El Encuentro de dos Papas

El Papa Francisco continúa con gestos de humildad en su naciente pontificado.

En ocasión a la promesa de visitar a su antecesor Benedicto XVI en Castel Gandolfo, el Papa argentino le llevó como regalo una imagen de “La Virgen de la humildad”.

Las palabras de Francisco fueron: “Usted nos dio muchas señales de humildad y gentileza durante su pontificado”. Benedicto respondió: “Gracias, gracias”.

Los dos papas almorzaron en Castel Gandolfo, residencia provisional del Benedicto XVI, quien se ha mantenido lejos de los reflectores, como lo anunció antes de entregar su pontificado.

Afuera de la villa, la plaza principal de Castel Gandolfo estaba llena de admiradores que sostenían fotografías de ambos papas y gritaban “¡Francisco!”, “¡Benedicto!”. Sin embargo, el Vaticano les había advertido que posiblemente no verían nada.

La televisión vaticana no cubrió en vivo la reunión y sólo se difundió después de efectuada un video de corta duración y fotografías. 

Lombardi dijo que ambos conversaron en privado durante 45 minutos y después almorzaron con los secretarios papales, sin que se proporcionaran mayores detalles.

La situación propició grandes conjeturas sobre lo que ambos Papas pudieron haberse dicho uno al otro tras hacer historia juntos: la sorpresiva renuncia de Benedicto XVI allanó el camino al primer Papa procedente de América Latina, el primero en ser jesuita y el primero en llamarse Francisco como el fraile del siglo XIII dedicado a los pobres, la naturaleza y el trabajo por la paz.

Que el ex cardenal Jorge Mario Bergoglio quedara en segundo lugar después del cardenal Joseph Ratzinger en el Cónclave de 2005 en el que el alemán resultó elegido Papa aumenta la imaginación popular sobre cómo se llevarán ambos pontífices, que tienen estilos diferentes, así como antecedentes y prioridades distintas.

En total Francisco permaneció casi tres horas en Castel Gandolfo, tras lo  cual regresó en helicóptero al Vaticano. 

“Se trata de la primera transición de la historia entre dos pontificados”,  subrayó ayer el diario italiano La Stampa. 

La popularidad adquirida en una semana por el Papa argentino, gracias a sus gestos espontáneos y a su sencillez, han hecho olvidar a su predecesor, con el que deberá de todos modos convivir en unos dos meses cuando se traslade a u  monasterio situado en los jardines del Vaticano.  

Los asuntos que los dos pontífices examinaron durante la reunión a solas  serán secretos, aunque son muchos los argumentos que los dos Papas que han liderado una Iglesia con mil 200 millones de creyentes tienen por abordar. 

Entre ellos el deseo de impulsar una “nueva evangelización”, que revitalice a una Iglesia sacudida por los escándalos internos que han minado su credibilidad. 

Las persecuciones contra los cristianos, la reforma de la Curia, las intrigas internas, los escándalos por tráfico de influencia y hasta de sexo y las oscuras finanzas del banco del Vaticano, acusado de blanquear dinero, están sobre el tapete.   

video

No hay comentarios:

Publicar un comentario